jueves, 26 de agosto de 2010

A veces las cosas son lo que parece...

A menudo nos empeñamos en buscar cosas donde no las hay. Conocemos a alguien que aparenta ser muy buena persona, simpático, amable y detallista; casi acto seguido nos empieza a rondar por la cabeza la idea de que no es oro todo lo que reluce, que segurito segurito que hay gato encerrado, y que el tiempo nos demostrará que esa persona ni es tan buena, ni tan simpática, ni tan de lo otro.

Sin embargo, conocemos al típico chulito, rudo, con respuestas que en ocasiones pueden ser cortantes, hirientes, o nos encontramos con el típico ligón que se lía hoy con una, al rato con otra y más tarde con las dos (un suma y sigue de conquistas, vamos), ¿qué hacemos entonces? Fácil: pensar que en realidad él no es así, que busca el amor de su vida (cuyas características coinciden, cómo no, con las nuestras) y que todo lo malo que dice y muestra no es más que pura fachada, que debajo de todo eso se esconde una gran persona que nos hará felices.

A veces lo complicamos todo por querer ver más allá de lo que hay, a veces deberíamos dejar de tejer intrigas y, simplemente, permitir que nos lleve la corriente. Empeñados en teorizar, nos negamos el sentir.

8 comentarios:

Juan dijo...

Uhhhhhhhh pero que grandioso post!!! que fiel copia de la realidad de hoy en día. Aunque debemos admitir que todavía hay gente que nos puede sorprender , son pocos y contados con la mano , pero tengo fe que los hay!

besos hermosa!

JuanchO!

Ornella dijo...

Cuántas verdades en un sólo post. Me gustó la reflexión, dejar que fluya y ya... ¿no?

Abrazo!

Ch

Vir dijo...

es que si teorizamos...no sirve
muy bueno el post y tal cual!
tkm
beso

VdeUve dijo...

Juan, gracias por el piropo. Afortunadamente, todavía quedan personas de las que mencionas. No pierdas la fe, porque tú eres uno que pertenece a ese grupo.

Besos, bello.
V.

VdeUve dijo...

Así son las cosas y así se las hemos contado...
Mil gracias por pasar, Ornella. Tu penúltima entrada es una maravilla, como tantos otros textos tuyos... Y sí, a veces es tan fácil como fluir y dejar que las cosas ocurran, pues ya tendremos tiempo de cambiar de rumbo si lo que nos dan no nos interesa.

Muaksssssss,
V.

VdeUve dijo...

Vir, tú eres la sabia, mi niña. Yo antes teorizaba demasiado y de práctica... cero patatero; ahora intento que sea al revés.

Para ti un abrazo de oso grande grande (de oso de pelaje marrón, claro, jajaja)

Besitos, mi reina.
V.

Cat dijo...

Muy buen post, de veras. Siempre esa tendencia a embrollar las cosas...

euge dijo...

Totalmente, decímelo a mí... la persona más analítica que conozco, a la que engancharon más idiotas, la que se perdió por el "no es oro todo lo que reluce"
Leí en un libro que el ser humano es UN JODIDO ALIEN. Incomprensible. Contradictorio. Qué cierto...
Ahora estoy viviendo, a vivir!
Muy lindo, besotes para vos también V.